Bienvenido a nuestro nuevo sitio de Negocios!

Noticia Ampliada

Capacitaciones de alto impacto

La importancia y evolución de las capacitaciones corporativas y las nuevas  alternativas para fomentar el trabajo en equipo, mejorar la comunicación y la capacidad de liderazgo.

Las empresas se preocupan de capacitar a sus empleados cuando éstos, naturalmente, comienzan a trabajar, con el objeto de que aprendan las tareas que deben llevar a cabo. Sin embargo, muchas organizaciones ya comprenden la importancia de la capacitación constante, es decir, durante toda la estadía del empleado en la empresa y ofrecen, de forma gratuita, varias alternativas de capacitación que significa un desarrollo en el aprendizaje de nuevas formas de trabajo y un mayor rendimiento en sus tareas laborales, mientras que para la entidad se traduce en un aumento, sustancial por cierto, en la productividad.
Claro está, si la capacitación mejora la eficiencia de los trabajadores para que estos aporten en el incremento de la productividad, es lógico que las compañías comiencen a ofrecer, o mejor dicho refuercen, este tipo de programas.
Las casas de estudio pueden dar fe de ello, pues la mayoría de las universidades líderes ofrecen cursos in company o desarrollan actividades -en muchos casos hasta se han creado departamentos exclusivos- a las necesidades de los RR.HH. Primero fueron los tradicionales cursos, luego se incorporaron juegos y otras alternativas más dinámicas y en los últimos tiempos varias consultoras ofrecen las denominadas “capacitaciones de alto impacto”.
¿En qué consisten? En ofrecer distintas alternativas y escenarios para fomentar el trabajo en equipo, la confianza, la reflexión y, de paso, mejorar la comunicación y ofrecer diferentes herramientas para que los participantes de este tipo de actividades puedan desarrollar su capacidad de liderazgo.
Hace pocas semanas, el diario Clarín, precisamente su suplemento económico iECO, publicó un interesante ejemplo sobre este tipo de prácticas tendientes a ofrecer nuevas experiencias y vivencias que son útiles para la vida personal, laboral, profesional y familiar. “Náutica Coaching”, explicó el medio, es una consultora que ofrece dos programas de “alto impacto”: uno sobre el agua, con navegación en veleros como herramientas de aprendizaje, y otro sobre la tierra, con  recursos o actividades propias del teatro.
Según testimonios de la consultora, gracias a la teatralización de distintas circunstancias laborales, salen a luz cuestiones que no se podrían resolver de otra manera. Por su parte, la náutica apela a herramientas fundamentales para el aprendizaje organizacional: liderazgo, imagen de marca, competitividad de mercado, solidaridad, confianza, sinergia, coordinación, comprensión de roles, etc.
Este tipo de capacitaciones son denominadas de “alto impacto” puesto que despiertan muchas emociones en simultáneo, aunque en la nota mencionada se aclaraba, con justa razón, que es importante saber organizarlas puesto que de lo contrario se corre el peligro de que el producto resulte una mera actividad de entretenimiento, desligada tanto de la potencia didáctica como de su traslado a las tareas dentro de la organización, que en definitiva es el objetivo de la capacitación.