Bienvenido a nuestro nuevo sitio de Negocios!

Noticia Ampliada

PYMES y RSE, una relación que agrega valor

En esta entrevista, el coordinador técnico del Programa Valor, Fernando Passarelli, explica cuáles son algunas de las características de la Responsabilidad Social Empresarial (RSE) en las pymes, los desafíos y oportunidades para su implementación, y realiza un balance de las acciones impulsadas desde el programa.

En términos generales, y a diferencia de las grandes empresas, ¿qué caracteriza la RSE de las Pymes?

Con relación a la implementación de prácticas de RSE podemos decir que las pymes tienen desventajas y ventajas en comparación con las grandes empresas.

Algunas desventajas son:

Limitación de recursos para ser asignados a estos temas.

Cuesta que se prioricen temas que exceden el corto plazo.

Algunas ventajas son:

Convencida la conducción, toda la empresa se alinea.

Suelen ser ágiles y flexibles a la hora de implantar.

Valoran de manera práctica la diferenciación con la competencia y el posicionamiento que ganan frente a los clientes.

¿Qué dificultades o desafíos enfrentan las pymes para hacer RSE?

Creo que se pueden resumir en tres:

Variable de competencia opuesta a las buenas prácticas.

Inexistencia de estímulos del entorno para la mejora continua.

Limitados recursos económicos, humanos y de todo tipo.

¿Qué cifras podrías mencionarnos para darnos una idea del volumen de las iniciativas de RSE  de las pymes, al menos en lo que a Valor respecta?

Como dato general, podemos decir que cerca de 70 pymes que operan en vinculación con 7 grandes empresas que participan del Programa han emprendido planes de implementación de prácticas de RSE, con el propósito de mejorar su gestión, identificando dimensiones en las que existen oportunidades a ser aprovechadas o riesgos a ser administrados. La magnitud del valor aportado se mide en base a indicadores de progreso que el Programa tiene establecido en su metodología y que forma parte de nuestro manual de implementación. Desde el punto de vista de los objetivos generales, la implementación de acciones de RSE en la cadena de valor está promoviendo los siguientes beneficios:

  • Mejorar su capacidad de gestión al dotar a su conducción de una visión empresaria de mediano y largo plazo y la capacidad de revisión o creación de la estrategia de negocios de manera sistematizada.
  • Mejorar su posicionamiento y relación con una empresa grande, aportándole más previsibilidad en su negocio.
  • Brindar condiciones más favorables premiando la inversión en temas sociales y ambientales.
  • Capacitación de alto nivel en temas sectoriales clave y de responsabilidad social.
  • Generación de un plan de mejora relacionado directamente con el tipo de empresa.
  • Consultoría especializada a bajo costo para la implementación de las mejoras.
  • Posibilidades de diferenciación con la competencia.
  • Mejoras en la relación con sus grupos de interés.
  • Mejoras en la calidad de vida a través de la formación y acercamiento al uso de tecnologías.

¿En qué consisten las acciones  de RSE  de las pymes? ¿A qué apuntan? ¿Cómo se organizan?

Nuestro modelo de abordaje es el de cadena de valor. Las grandes empresas con visión sustentable invierten en su cadena de valor porque entienden que ninguna cadena es más fuerte que su eslabón más débil, y bajo esta concepción, todo valor aportado a sus proveedores o clientes, resultará en un beneficio tangible a la hora de medir de forma integral el resultado de su desempeño. Desde el Programa Valor, RSE + Competitividad, ejecutado desde AMIA, y con el patrocinio del BID Fomin, venimos implementando acciones de mejora en pymes que conforman la cadena de valor de empresas grandes, y después de poco más de dos años de trabajo, podemos decir que comienzan a aflorar importantes hallazgos sobre el impacto de las acciones de mejora.

¿Podrías mencionar algunos ejemplos concretos de RSE realizados por alguna pyme?

La empresa FyO.com, con sede en Rosario, se dedica a brindar servicios agropecuarios,  y participa en el Programa Valor como parte de la cadena de valor de IRSA. Con sus representantes se elaboró un programa de inversión social con dos ejes principales afines a la naturaleza de su negocio: la nutrición y la formación de especialistas. En articulación con organizaciones de la sociedad civil, que se especializan en estas temáticas, se encaró un esquema de becas entre los clientes de la empresa destinadas a financiar centros de nutrición infantil y el apoyo de micro-emprendimientos, buscando no sólo proveer a los niños de la comunidad del alimento que necesitan sino también dotar a su entorno familiar con mayores recursos en el mundo laboral, instalando así capacidades en las familias destinatarias. Por otro lado, la empresa está formando estudiantes terciarios y universitarios en todo lo relativo a los servicios agropecuarios, de manera de fomentar la empleabilidad en jóvenes de la comunidad próxima.

Tercericer es una pyme conducida por profesionales y radicada en Olavarría que se dedica al servicio de limpieza de oficinas y plantas industriales, siendo proveedora de Loma Negra. A partir del diagnóstico desarrollado, se identificó que los dueños de la firma percibían un sostenido deterioro en la identificación de los colaboradores con la empresa que impactaba en la productividad, debido a que prestaban sus servicios en oficinas y plantas industriales de sus clientes por largos períodos de tiempo sin contacto con la empresa pyme que las emplea. Se desarrolló así una acción articulada en las dimensiones de Público Interno e Inversión Social, que consistió en la refacción y pintura de algunas escuelas de la localidad, por medio de una iniciativa financiada por la empresa pyme e implementada por acciones de voluntariado que involucró a los dueños de la empresa y a los empleados. De esta forma, se reconstruyó el sentido de pertenencia de los colaboradores con la empresa, a la vez que se desarrollo una acción solidaria en la comunidad mejorando las condiciones edilicias de estas escuelas a las que concurren en su mayoría alumnos que son hijos o parientes de los empleados de la empresa.

Jorge Sobrazo dirige una pyme llamada JS Soluciones, que opera en la zona de Olavarría prestando servicios de reparación metalúrgica, arenado y repintado de vagones de trenes de la línea Ferrosur, perteneciente al Grupo Camargo Correa. Se identificó en el desarrollo de diagnóstico del Programa la posibilidad de mutar el proceso de “arenado”, que es altamente costoso, perjudicial para la salud de los operarios y contaminante del medioambiente, al proceso de “granallado”, resultante en una importante reducción de costos debido a la eficiencia del proceso y la reutilización del insumo, y con sensibles reducciones del impacto nocivo sobre la salud de los operarios y la polución del ambiente.

Caifer es una empresa familiar que opera brindando productos y servicios metalúrgicos a la cadena de valor de IRSA, estando radicada en Wilde, Provincia de Buenos Aires. Se ha trabajado con su conducción en la elaboración de declaraciones estratégicas bajo la dimensión del Gobierno Empresarial, resultando en la adopción de su Misión, Visión y Valores, enmarcadas en una Política de Sustentabilidad, articulada con la dimensión de Marketing, con la que se dotó a la empresa de nuevos recursos para afrontar la diversificación de su oferta con el objetivo de ganar nuevos clientes. Asimismo, se comenzaron las tareas de relevamiento de varios micro-emprendimientos generados por la pyme, que conforman una red de talleres bajo la modalidad proveedores-clientes. En efecto, la empresa se asocia a estos microemprendedores generando capacitación, aportando maquinaria e insumos, pero también, cuando Caifer necesita mayor capacidad productiva para cumplir con los pedidos, compartiendo los trabajos solicitados por grandes empresas, conformando así un claro ejemplo de una pyme con impacto sobre la comunidad en la que se desempeña.

La empresa SieSA opera en el rubro de la seguridad de espacios públicos, brindado personal capacitado para la prevención y atención de casos delictivos, siendo proveedora de IRSA en varios de sus shoppings y edificios. Identificada la necesidad de involucrar a su personal con las acciones corporativas, se implementaron acciones articuladas en las dimensiones de Prácticas Laborales, Marketing, Comunicación e Inversión Social. Por medio de estas acciones se generó un plan integral de beneficios que impactó favorablemente sobre la rotación de personal. De manera complementaria, se generaron acciones con una organización que trata con adicciones, con la participación voluntaria de muchos de sus colaboradores, promoviendo un fuerte sentido de pertenencia con la causa social que promueve la empresa. Asimismo, se implementó un boletín corporativo destinado a comunicar estas acciones tanto en el ámbito del público interno así como en otros grupos de interés clave para la empresa.

Fuente: http://www.valor.amia.org.ar/contenidos.asp?id=55